Juristas de León. Homepage oficial
Home
Quienes somos

Quienes no somos
Historia
El rincón de Noé
Galeria
Nuestro estadio

Nuestros rivales
Merchandising
Contacta



Los tres tenores: Lobo, Chingli (Duchi1), e Iñaki (Duchi2)
Tuvieron un sueño, vieron un equipo de fútbol donde todo el mundo veía generosas barrigas... Desde aquí queremos rendir homenaje a estos hombres que dejaron todo al servicio de una idea... Lobo, Chingli e Iñaki, Gracias... Hoy tenemos un equipo de fútbol lleno de pasión, garra, de galácticos en valores humanos... Vosotros habeis recogido los valores verdaderos del deporte entroncando directamente con la motivación de los juegos que se realizaban en la antigua Grecia o con los juegos de pelota de la península del Yucatán que se practicaban en las celebraciones Mayas. Sois la representacion viva de la  generosidad y la deportividad. En este mundo nuestro perdido por el valor de la inmediatez, en el que se ha pervertido la idea del barón de Coubertain, vosotros habeis roto la trayectoria a la que la inercia  nos llevaba y habeis construido este paraiso de los Juristas de León que nos habeis dejado en herencia. Desde la discrección más absoluta, vuestra labor callada ha creado esta realidad. Ejemplos elocuentes de su entrega hay miles... entre ellos de Iñaqui podemos decir que su entrega ha llegado a tal punto que su familia nos acompaña en cada viaje del equipo: Vero, Claudia (el pulmón número 12 del equipo), Gloria, la sin-par Chonina...
Desde esta www-page queremos sacaros del anonimato, que el mundo conozca vuestra obra... Mientras mini-gestas deportivas como la del baloncestista catalán Nino Buscato generaron ríos de tinta, nosotros hemos visto como vuestra labor diaria, constante por la consecución de un sueño era silenciada una y otra vez (excepción hecha del Diario de Leon, por el que romperemos una lanza, o varias si son pequeñas). En su larguísima trayectoria no se les recuerda ni un mal gesto, ni una tarjeta (ni siquiera una amonestación verbal), ni una recriminación a un compañero, ni un mal pase, ni un fallo ante el portero contrario. Habéis dejado pequeño al mismísimo Sir Bobby Charlton, pero como siempre unos cardan la lana y otros llevan la fama. Gracias, intentaremos estar a la altura de vuestro ejemplo, dentro y fuera de la cancha.
En homenaje dejaremos este pebetero junto con esa luna (estilo Melendi) como reconocimiento.
pebetero
Nota del editor (dirigida principalmente a Noé): La denominación de tenor para estos ilustres compañeros debe ser entendida como una licencia literaria. No quiere decir ni que sepan cantar, ni que hayan cantado en una mesa camilla jugando al tute. Pero sí que se reconocerá que en multitud de ocasiones han llevado la voz cantante (otra figura) y que dirigen el timón del equipo con mano firme.

 

    Juristas de León se hace responsable de casi todas las afirmaciones aquí vertidas.
Sentimos haber contribuido desde este www site a disminuir el porcentaje de basura por link que había en el ciberespacio. Perdónanos Bill Gates.